Proyecto de formación continua para profesores de ELE

Se acabó. Lo dejamos. Hasta aquí el curso sobre Innovación en la Formación Continua #easpmooc13. Ha sido una experiencia muy enriquecedora que me ha permitido investigar sobre innovación educativa y, sobre todo, ampliar mi PLE y mi PLN.

¿Cómo llevar todo lo reflexionado y compartido en #easpmooc13 a nuestro ámbito profesional? Personalmente creo que hay que partir por la base: los docentes.

Conectivismo

Mapa conceptual por Stephen Downes adaptado por Potachov

Durante todo el curso ha sido una constante llevar a cabo tareas que nos permitieran aplicar el método de aprender haciendo y eso precisamente ha sido el gran acierto de este curso.

Para terminar el curso, y como tarea final, nos piden que diseñemos un proyecto de factible realización y aplicación en nuestro ámbito profesional: diseñar un proyecto de recursos 2.0 para el diseño de experiencias de aprendizaje.

Yo, ni corto ni perezoso, me he lanzado con el diseño de un Curso de Formación Continua por medio de Entornos Digitales de Aprendizaje con el que activar o potenciar la toma de conciencia de entornos personales de aprendizaje y redes personales de aprendizaje de docentes de ELE.

¿Para qué? Pues muy simple, para que vayamos infectando el sistema educativo con el fin de que se puedan introducir mayores prácticas innovativas en los procesos de enseñanza aprendizaje, así de simple. Replicar la estructura de #easpmooc13. Crear un entorno digital de aprendizaje con herramientas 2.0 que permita a los participantes abrir la caja de pandora y fortalezca la importancia de tener un buen PLE enriquecido con un sólido y fiable PLN.

Aquí el proyecto:

Anuncios

Internet, redes sociales y aprendizaje (de ELE)

14007860149_b139400f72_qEn la enseñanza del español como lengua extranjera (ELE), ámbito donde realizo mi actividad como profesor, está más que asentado –o eso me gusta pensar a mí- un enfoque orientado a la acción donde la interacción y la creación de contenido destacan como elementos principales. Procesos posibilitadores en donde hay cabida para el juego; correcciones entre pares; análisis gramaticales y funcionales; risas; fomento de la empatía y creación de un grupo, con la ge mayúscula.

Voy a intentar centrar esta entrada en cómo intento propiciar un aprendizaje que vaya más allá del aula, involucrando los discentes, y en el que las redes sociales (RRSS) juegan un papel primordial. Os hablo desde mi experiencia como profesor de ELE en contexto de no inmersión en Cerdeña, Italia, y eso creo que es importante para contextualizar lo que os cuento a continuación.

Sigo un enfoque en el que una tarea final cierra de cada unidad. A partir de ahí, intento implementar el trabajo del aula con la creación de un entorno de aprendizaje en red. Para ello utilizo algunas de las siguientes RRSS y servicios disponibles en Internet.

Creación de un grupo en alguna red social que los alumnos ya utilicen o que la mayoría conozca. Decidir qué red social utilizar es un dolor de cabeza ya que jamás el 100% de los estudiantes utiliza la misma. En los últimos años he decidido crear grupos cerrados en Facebook visto que era la red social que la mayoría de estudiantes dominaba. Creo que, como surgió en el segundo debate de #easpmoocdbt2 y @polisea argumentó fenomenalmente, obligar y utilizar la red más cómoda para el profesor no es una buena idea. Es mejor acercarnos a aquellas que usa la mayoría y, como decía más arriba, Facebook se lleva el gato al agua.

Vamos a los porqués de una red social

Crear un espacio de interacción en el que los estudiantes puedan, como afirman en @educaINTEF:

“Comprender los valores de la cultura digital en la que vivimos, participar de manera proactiva en el propio proceso de aprendizaje, desarrollar un aprendizaje conectado, situado y contextualizado, crear redes de aprendizaje, compartir prácticas y experiencias, entender y manejar el aprendizaje colaborativo, desarrollar la capacidad de autonomía en el aprendizaje, fijarse metas y objetivos y tener espíritu crítico para seleccionar las fuentes del aprendizaje

Aquí podríamos hablar de los papeles que pudieran tener tanto profesor como alumnos, pero no es ese el objetivo de esta entrada. Si a alguien le interesara, con esta entrada de CCONTINUUM escrita por Vanessa Ruiz puede ir calentando motores.

Implementar un enfoque orientado a la acción por medio de proyectos o tareas digitales. En función de la tarea llevada a cabo, dialogo con los alumnos para llegar a un acuerdo sobre qué tipo de tarea digital podríamos hacer. Los estudiantes tienen que recoger el guante y asumir un papel activo para que sus intereses personales, pasiones e identidad, aspectos estos últimos que favorecen la motivación, afloren y favorezcan la temática sobre la que trabajarán.

Tampoco os voy a hablar de tareas digitales, sigue sin ser mi intención. Más adelante espero publicar una entrada sobre los artefactos digitales que suelo utilizar en función del contenido: podcast, entrada en Wikipedia, participar a un evento en directo y divulgarlo por medio de Twitter, subtitular vídeos, etc.

Una vez que lo tienen claro, empiezan a buscar contenido.

Buscar, filtrar, seleccionar y compartir contenido. En primer lugar, una vez elegido el argumento, empezamos con la búsqueda de información. Suelo incentivar el uso de Twitter y Diigo ya que considero estas dos herramientas fuente de divulgación, la primera, y de gestión, la segunda, donde pueden encontrar contenidos menos convencionales y usuarios que potencialmente podrían enriquecer su PLE. Como veis, ya desde la búsqueda de información el uso de redes sociales tiene un papel importante. En segundo lugar, y una vez que seleccionan el contenido que les servirá para su trabajo –vídeo, audio, entradas de blog, artículos de periódicos, estudios de investigación, entrevistas, entradas de Wikipedia, etc., les pido que gestionen esa información, guardándola en una red de marcadores web como Diigo. Esto facilita el seguimiento ubicuo del contenido gestionado, fortaleciendo una vez más el concepto de PLE. En tercer lugar, les sugiero que cada vez que consideren dicha información como relevante la vuelquen en la RRSS para compartir, difundir y crear ulteriores posibilidades de interacción con el resto de la clase. En esta tercera fase, una vez más, afloran elementos propios que fortalecen el entorno y la red personal de aprendizaje.

Dejo a continuación el taller que presentaron en 2010 Beatriz González Sagardoy y Lola Torres Ríos en el XIX Encuentro Práctico de ELE en Barcelona que llevaba por nombre Autonomía del aprendiente de ELE a través de la tecnología y de la competencia digital.

Redacción, corrección entre pares, supervisión de comentarios, creación de material y contenido. Al redactar el texto, por medio de Google Drive, estamos dando la posibilidad al resto de estudiantes de comentar posibles errores de léxico, ortográficos, funcionales, de puntuación, gramaticales, interferencia con su L1 y demás aspectos inherentes al aprendizaje de un LE. Estos comentarios, una vez supervisados por el profesor, quedan reflejados en un nuevo documento colaborativo en el que los mismos estudiantes crean un esquema denominado “reflexiones acerca de la lengua”.

Publicación y divulgación del contenido creado. Al tener el texto listo para ser publicado elegimos el soporte en el que queremos alojar la información, normalmente un blog, y lo divulgamos por las RRSS.

Con este recorrido no he querido más que compartir desde la humildad la relevancia que para mí tienen las RRSS a la hora de implementar el trabajo del aula. Aunque personalmente estoy muy satisfecho con los procesos y con el enriquecimiento de los entornos personales de aprendizaje de los estudiantes, no consigo que vayan más allá de la red escolar de aprendizaje (compañeros de clase) y participen en otras comunidades o redes.

Es ahora que os lanzo una pregunta a la que llevo dándole vueltas hace ya tiempo, ¿cómo podrían dar ese salto?, un salto tal que les permitiera salir de las fronteras “conocidas”.

Foto por Rosario Esquivel

La sociedad red

″Ya Sócrates temía por la memoria

cuando apareció la palabra escrita″

Dolors Reig, Socionomía

Los Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs): una nueva manera de entender el aprendizaje, Jordi Adell y Linda Castañeda

Partamos de la visión que Jordi Adell y Linda Castañeda nos dan sobre PLE. El Entorno Personal de Aprendizaje es un complemento a lo que hoy día se hace en las aulas como proceso inherente y permanente en las personas; formado por un conjunto de herramientas, fuentes de información, conexiones y actividades que cada persona utiliza de forma asidua para aprender; además de ser personal y único, fruto de la actividad del individuo y de sus elecciones, gustos y circunstancias.

Un PLE se puede estructurar de la siguiente manera:

  1. Herramientas y estrategias de reflexión
  2. Herramientas y estrategias de relación. Siendo esta última la que conforma las Redes Personales de Aprendizaje o PLN, que se dividen, a su vez, en tres niveles:
    1. Relación con objetos de información;
    2. Comunicar lo que hacemos;
    3. Relaciones con otras personas.

PLE

Internet como entorno de aprendizaje. El e-learning cerrado no ha supuesto apenas ningún cambio metodológico en la manera de cómo se aprende y se enseña. Como consecuencia, en 2005 nace el boom de lo 2.0 provocando un cambio de paradigma a favor del aprendizaje informal: o sea, la red como plataforma de participación en la que los usuarios consumen información para luego crearla, remezclarla y difundirla a través de un intercambio continuo. Si enseñamos a los estudiantes a aprender permanentemente en la Internet (mediante la construcción, gestión y refinamiento constante de su ple), podrán seguir desarrollándose profesional y personalmente de forma integral y permanente, o lo que es lo mismo accederán a lo que conocemos hoy por aprendizaje permanente o Life Long Learning. Eso está provocando un desafío a la didáctica tradicional.

 Neuroeducación, Francisco Mora Teruel

Neuroeducación

La curiosidad es uno de los elementos básicos de la emoción. La curiosidad enciende la emoción, y con ella, se abren las ventanas de la atención, foco necesario para la creación de conocimiento. Para ello, para encender la curiosidad, se necesita un estímulo interesante y nuevo que emocione la curiosidad. Podemos verlo de la siguiente manera:

Curiosidad

El juego es una de las actividades que provoca mayor curiosidad de manera placentera (gamificación). Y aquí no puedo más que mencionar a Francisco Herrera (@franherrera), referente en lo que a la enseñanza del español como lengua extranjera se refiere, y los artículos – 1 y 2– a los que he llegado gracias a su generosidad en la red.

Mora Teruel nos invita a reflexionar sobre la importancia que conlleva tratar de inyectar curiosidad en los estudiantes, fomentando su disposición a aprender, y sobre la necesidad de crear un nuevo foco que ilumine, potencie y ponga bajo estudio la formación del pensamiento crítico y creativo.

Socionomía, Dolors Reig

Propone que gracias a las NN.TT. seremos capaces de hacer cosas nuevas, de mostrar nuevas inteligencias. Según Dolors, empieza a surgir evidencia científica de que nuestras mentes, nuestra atención, nuestra memoria evolucionan para ser más eficientes en el ecosistema digital. En concreto, en el estudio mencionado, se habla de cómo los buscadores están cambiando la forma en que nuestros cerebros procesan y retienen la información. Olvidamos las cosas que sabemos que podemos encontrar en la Internet. Más que recordar cosas, ahora simplemente retenemos la forma de encontrar la información que necesitamos cuando la necesitamos (gestión de la información). Así, para Sparrow deberíamos cambiar la enseñanza y el aprendizaje , restando importancia a la memorización y sumándola a la comprensión de ideas y formas de pensar diversas.

Otro estudio indica en sus conclusiones que:

“estamos en medio de una revolución en las alfabetizaciones comparable a la que se producía con la civilización griega. No es que la tecnología esté matando nuestra habilidad para escribir. Muy al contrario: la está reviviendo y dirigiendo nuestra alfabetización en nuevas direcciones”.

Conocimiento, sociabilidad y multimedia abundantes serían, en opinión de Dolors Reig, los temas y razones principales de la disrupción actual en educación.

Aunando estas tres interesantísimas y recomendadas lecturas y aportando mi punto de vista como profesor de español como lengua extranjera, puedo decir que nos encontramos ante una realidad de cambio a la que no podemos desatender.

Más allá de los gustos, creencias y verdades que creamos llevar dentro, tenemos que abrirnos a datos empíricos que demuestran la validez disruptiva de la implementación de entornos personales de aprendizaje en los procesos de enseñanza aprendizaje.

Desde la Neurociencia nos dicen que la atención es la llave para crear conocimiento, que el juego es un elemento muy potente para encender la curiosidad a través del placer y que necesitamos fomentar el pensamiento crítico y creativo. Otros estudios, más arriba mencionados, nos ponen de manifiesto como la creación de ecosistemas educativos está cambiando la forma de aprender, provocando incluso una nueva alfabetización.

Pues bien, personalmente me uno al carro del cambio de paradigma en pos de facilitar la creación de conocimiento y, por lo tanto, de aprendizaje en contextos formales e informales.

Me surge una pregunta que dejo aquí para quienquiera responder o reflexionar en voz alta.

¿Cómo podemos diseñar o facilitar la creación de ple?

Fuentes: