Día 3 en #Enele2015 Los espacios creativos y el aprendizaje personalizado (Storify III/V)

Storify del tercer día de las Jornadas Enele 2015.

I Encuentro de Desarrollo profesional en ELE: “Los espacios creativos y el aprendizaje personalizado.

Día 3 con Fernando Trujillo.

 

Anuncios
Vídeo

¿Por qué escribir una entrada en la Wikipedia?

Antes de leer la entrada completa, mira este vídeo. Te será útil para activar tus conocimientos previos.

Aprendizaje ubicuo, permanete, difuso, colaborativo, cooperativo, con corrección entre pares y basado en la creación de contenido.

Crear y compartir. Para seguir, échale un vistazo a este vídeo en el que Jordi Adell reflexiona sobre la importancia de crear y compartir contenidos (artefactos digitales) en contextos reales de la web 2.0 para el aprendizaje.

Ahora sí, vamos al lío.

Wiki logo

Un ejercicio de lo más simple y sumamente productivo que refleje este tipo de aprendizaje puede ser escribir una entrada en LE/L2 en la Wikipedia.

En estos días les he propuesto a mis estudiantes redactar una entrada en español. A la propuesta surgieron varias ideas: hablar de un personaje sardo de relevancia (mis estudiantes son italianos, de Cerdeña), contar una leyenda de la tradición autóctona, describir alguna que otra fiesta o incluso hablar sobre sus propias tradiciones.

Pues bien, para facilitar la redacción y el argumento nos decidimos por la entrada, ya escrita en sardo e italiano, sobre los Mamuthones. Compartiremos el contenido y, por qué no, un número del podcast prosumidoresele en el que compartan sus reflexiones sobre la actividad llevada a cabo.

Como estaba diciendo, una vez eligido el tema, creamos una carpeta nueva en GDrive y abrimos un documento colaborativo en el que, una vez adjudicadas las partes que tenía que redactar cada pareja o grupo de estudiantes, escribiríamos colaborativa y cooperativamente la entrada en español.

Tengo que decir que a clase vinieron pocos estudiantes, pero no por ello dejamos fuera al resto de la clase. Gracias al grupo privado de Facebook pudimos compartir el documento para que los que hicieron pellas o simplemente no pudieron venir a clase pudiesen trabajar con nosotros, no solo en las horas de clase, sino durante toda la semana.

De momento estamos en la fase de redacción. A ver cómo evoluciona y qué papel van tomando los estudiantes en estos días.

Gdoc + Streaming + Twitter = ubicuidad en el #8ENPE

A pesar de estar a miles de kilómetros de distancia del 8° Encuentro Nacional de Profesores y Editoriales de Español me he sentido allí con todos los presentes, pudiendo aportar mi granito de arena.

¿Cómo ha sido posible? Reflexionando durante las horas posteriores al #8ENPE puedo decir que para que los asistentes virtuales sigan detalladamente las ponencias y la interacción que se va creando en las salas hay que contar con los siguientes elementos:

– Abrir un Gdoc colaborativo en el que los profesores presentes vayan tomando notas y los profesores virtuales vayan complementando con referencias, enlaces y aportaciones varias.
Streaming escrito. Lo que ha hecho Jose Ramón no tiene palabras.
#8ENPE, una etiqueta que permita la interacción entre asistentes presenciales y virtuales.

Gracias a estos tres elementos he podido participar cómodamente desde mi silla de Ikea como uno más. Tres input diferentes que han permitido volcar en Twitter lo que se iba leyendo por el Gdoc y por el streaming escrito, además de interactuar de manera constante y ubicua.

Tengo la sensación de que lo que ha ocurrido en el #8ENPE se va a convertir en un punto de inflexión en la dinámica de Encuentros de ELE.

¡Ha sido una experiencia sin igual!, ¡tomen nota!

Un agradecimiento especial a María Mejías, Ricardo Torres, Guillermo Gómez, Daniel Varo y Arancha Pastor. Sin sus aportaciones desde Málaga esto no hubiera sido posible.

Reuniones y reflexión conjunta

Desde que empecé a trabajar como profesor de E/LE, desde el 2005, he estado siempre más solo que la una, nunca he tenido la posibilidad de trabajar con otros compañeros y, mucho menos, dedicar sesiones de trabajo en equipo, de reuniones y de reflexión.

Un, dos, tres, ¡cooperación!

Un, dos, tres, ¡cooperación!

Trabajando como autónomo e itinerante, de una parte a otra, de una escuela a otra, viendo sólo a los conserjes de las escuelas y pocos más, he echado siempre en falta la posibilidad de dialogar con mis compañeros de viaje en esto de la enseñanza del español a extranjeros.

No sólo por lo dicho anteriormente, sino por el hecho de compartir, cooperar, intercambiar, observar, aprender, equivocarse, dialogar, crear un buen ambiente, respetarse y crecer juntos, las reuniones entre profesores es algo que va unido a nuestra profesión.
Estoy convencido, aunque desgraciadamente no lo haya experimentado, de que no puede haber crecimiento ni desarrollo, tanto a nivel profesional como de centro, sin esta premisa.

En cuanto a la frecuencia de estas reuniones, creo que dependerán de las necesidades del centro y de los propios profesores, pero veo necesarias un mínimo de tres reuniones por curso. Una, al inicio, para sentar los objetivos, la dinámica de trabajo, conocer los estudiantes y programar la mejor forma de ir cumpliendo con los objetivos. Otra, a mediados del curso, en la que se puedan evaluar y redireccionar, en caso necesario, lo planteado al inicio del curso, así como potenciar lo positivo, plantear las dificultades o aspectos dudosos, y solucionar las eventuales discrepancias. La última reunión, al finalizar el curso, tendría como objetivo principal sacar conclusiones, reflexionar de una manera más global y obtener ideas claras de actuación para los próximos cursos.

Más allá de estas reuniones específicas de cada curso, también veo necesario reuniones mensuales, o cada dos meses, entre todos los profesores del centro y el jefe de estudios o responsable del departamento; reuniones entre los miembros de cada departamento con su responsable o jefe de departamento; y una reunión general entre todos los responsables de cada departamento con la representación de algún miembro de los distintos departamentos.

Estoy convencido que actuando de esta manera se asegura el éxito de nuestro trabajo. No solo por el bien del centro, sino por el de los alumnos, centro y foco de cada proceso de enseñanza aprendizaje.